LA NIÑA INTERIOR

En las sesiones de terapias sicológicas me hacen una especie de regresión para conectarme con mi niña interior, con esa pequeña Solte que se sentía ocultamente inadaptada en la infancia y a la que hay que sanar para sanar mi versión adulta.
Al comienzo, cuando debía imaginarme con los ojos cerrados a la Solte niña, la veía adentro de un clóset en posición fetal escondida. Con el correr de las sesiones me fui ganando su confianza y esa niña, mi versión del pasado, fue saliendo de clóset y comenzó a jugar en el living imaginario. Pero no fue sino hasta como la sesión número 15 en la que ella finalmente se atrevió a mirarme a los ojos y me habló. Al comienzo no escuché su susurro así que debí acercarme sigilosa para no asustarla. Había trabajado lo suficiente en cada regresión como para echarlo todo a perder. El susurro se convirtió en palabras reales y grande fue mi sorpresa al escuchar que mi niña interior decía: “Tengo un plan para matar a Piñera”. Me miró cómplice y luego siguió jugando como si nada.
La dejé sola no más, es una mala influencia la Solte del pasado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s