LA CASA SE RESPETA

Creo que pasa más con las hijas que con los hijos. Que el pololo no se puede quedar en la casa, que si se queda duerme en el living, que si va a tu pieza es con la puerta abierta, que tienen que hacer ruido humano tipo conversación para que no crean que están tirando. Que el pololeo adolescente en casa se resume a ver tele en el living con los padres al lado. Que si tienen hermanos chicos se quedan sentados como una roca mirando la tele y mirando de vez en cuando si acaso a su hermana mayor le están corriendo mano. Que si tiran es como delincuentes mirando para todos lados y en silencio para sentir si se aproximan pasos. Corriendo al baño a secarse dejando los calzones o calzoncillos todos mojados.
Es que la casa se respeta te dicen, pero a la vez saben que no eres virgen y si vas en el colegio entonces donde perdiste tu virginidad si no se puede en tu casa? Será en un carrete, una plaza, una caseta de paz Ciudadana, atrás de un auto o en la calle a potopelao. Desesperados corriendose mano en el supermercado, aprovechando esos míseros momentos en que tu mamá va a colgar ropa al patio. Los jóvenes son como los delincuentes del amor, porque ante todo y ante sus propios cuerpos, la casa se respeta.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s