APARECER BONITA

Vengo pensando en la necesidad de las mujeres de vernos bonitas en todos los contextos. Aclaro “contextos” porque por supuesto que todo humano quiere verse bien, pero hay espacios donde son mas importantes otras cosas. Para muchas mujeres salir a comprar el pan de improviso requiere un arreglín “porque no me vayan  a ver así en la calle”. O un “esperate, bajo al tiro” para alcanzar a arreglarse si llegó una visita inesperada.
Apenas logras contener tu curiosidad si te sacan una foto grupal ¿Cómo habrás salido? Y de seguro borrarás sin permiso la foto entre risa inocentona si es que saliste fea en la imagen. Claro, distinto sería una sesión de fotos, una situación pensada para posar y salir de acuerdo a lo que epocalmente conocemos con un bonito retrato. Se entiende entonces que en el contexto foto carrete, lo importante no es salir bien, sino plasmar un momento alegre y espontáneo, pero ahí estamos. Y eso que a priori sabemos que cara poner: semi de lado, estirando un poco el cuello para la papada, leve sonrisa, sin reír con la boca abierta. Ahora luego de leer este post, si quieres haz este ejercicio: Sicopateate el instagram o tus fotos de  facebook ¿Cuántas fotos subiste porque te ves atractiva? ¿Cuántas porque sales chistosa? ¿Cuántas porque estabas con un ser querido/a aunque la foto sea borrosa? ¿Cuántas selfies? ¿Cuántas selfies donde lo único de que se trata la foto es de mostrar tu cara?
Como siempre, todo lo que escribo es desde mi propio mea culpa y cosas que voy aprendiendo. Creo que el feminismo es un camino largo a una deconstrucción total. Como diseñadora gráfica trabajo con la imagen. Sé las políticas de representación implícitas en cada foto, afiche, cuadro que veo. También sé y me titulé gracias a investigar eso, que todo retrato femenino está creado desde una mirada masculina, que esa mirada masculina nos valida desde “lo atractivo” y que nosotras mismas nos vemos como un espectador masculino. La forma de posar, las partes que decides mostrar, lo que te hace sentir segura de tu cuerpo dentro de una fotografía y en la vida real es bajo ese criterio.

Cuando partí haciendo stand up comedy (2013) me arreglaba caleta para presentarme. Iba a hablar de peos y de ser maipucina pero era tema en mi mente además con qué ropa me presentaría. Cuando dejé de preocuparme de eso, porque para el caso daba lo mismo, me relajé. Mis colegas hombres siempre iban normales, algunos roñosos, sobretodo cómodos, como no, si la pega no era verse bonito. También era de aquellas que borraban las fotos de celus ajenos si salía mal. Ahora me contengo.

Cuando terminamos una relación amorosa muchas veces nos cortamos el pelo para hacer “cambios”. A veces de la mano con meterse al gimnasio o tomar la decisión de adelgazar. De nuevo, le damos mas énfasis a lo físico algo que podría reemplazarse haciendo cambios espirituales por ejemplo. Los hombres no se rapan la cabeza cuando terminan un pololeo largo o se divorcian. Ah ya, acá se puso weona la Solte, si el pelo es renovarse, es botar lo viejo, además yo conozco al ex de una amiga que una vez se cortó el pelo al terminar. Bueno, ejemplo de debate imaginario (jijiji) no te sientas atacada, no estoy diciendo que esté mal si quieres afrontar tus cambios de la vida con cambios de look, es catártico, hasta entretenido, pero dime si no, en eso también se refleja la canalización hacia lo físico de todo lo que hacemos. Para qué decir cuando una mujer es madre reciente y le celebran “haber quedado igual que antes”. Uf, de nuevo el cuerpo, de nuevo lo físico. De nuevo ser bonita, atractiva, mina, qué se yo. Acaba de sacar del interior a un ser vivo por el amor de Dios.

Las influencers de instagram o youtube mujeres, en su mayoría lo son porque generan admiración física, es el estilo y su estética lo que nos atraen. No son las que hacen cámaras indiscretas, o videos irreverentes, sino las que posan para marcas de ropa mientas caminan cool por las calles y si son influencers desde algún oficio específico (cocinera, cantante, actriz, etc) manejan esos mismos parámetros para aparecer en redes sociales.
No había pensado tanto en el tema sino hasta que comencé a hacer transmisiones en vivo desde instagram. Los tres primeros videos tenían muchos comentarios tipo “oye tenís la pintura corría, oye que estai pálida, oye que estai chascona, oye que tenís ojeras deberíai dormir”, cuando en realidad los videos no tenían la finalidad de minear, sino de hablar tonteras y hacer reír. Por otro lado otras chicas por interno me escribían “me encanta que no te importe salir maquillada”. Entonces lo espontáneo se convirtió también en una decisión política: en una plataforma donde sobretodo las adolescentes buscan modelos a quienes seguir, prefiero aparecer en función de la comedia, no de la vanidad.

Hace unos años para halloween comenzaron chistes en redes sociales de que todas se disfrazan “de putas”, aludiendo a que los disfraces de mujeres siempre son la versión sexy de algo: enfermera sexy, diablita de vestido corto,  brujita de vestido corto, creo que lo más ahueonao que vi en una tienda fue de monja sexy. Y de nuevo, parece que siempre elegimos vernos bonitas, siempre sexy. La fantasía, los temas universales, el ridículo, el chiste, los carapálida, la irreverencia aparecen en menor medida en nuestros cuerpos femeninos.

A todas nos gusta minear. Pero amiga, que no te detenga la necesidad de verte bonita. Que no te insegurice no serlo en algunas ocasiones. Que no te autocensures. Que si sientes que no encajas con el parámetro, entonces el parámetro está mal, no tú. Que ser bonita no sea solo ser flaca. Que ser bonita no sea sólo ser coqueta. Que ser bonita no sea ser condescendiente para no incomodar. Que seas chistosa, que hablis hueás, que te permitas ver maquillada y carepoto sin que eso sea tema. Que seamos multidimensionales. Que no invalides a la que acabas de conocer si le importa un pepino andar en bikini con sus estrías, con su historia. Que no te den pena las tuyas. Que tus referentes no sean sólo porque son “diosas”. Que nadie sea inalcanzable. Que nada sea inalcanzable. Que no te de verguenza si no te ven depilada. Que no te de verguenza si te ven recién despertada. Que te gustes y que enseñes al resto a gustarles desde otras veredas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s