EL MITO DEL FRACASO

Una amiga se separó. Llora pal pico. Todas con pañuelos en mano y recibiendo su confort húmedo de vuelta la escuchamos y le decimos que filo, que vendrá otro, que el hueón igual nos caía medio mal de todos modos, que era hediondo a ala, que ahora tendría tiempo para ella. Pero Andrea no escucha razones y lo sabemos, todas/os hemos sentido lo mismo, una y otra vez, en cada reencarnación que nos rompen el corazón: Nunca más encontraré alguien como él/ella/cualquiergénero.
Pero lo que Andrea repite y no para de hacerme ruido porque lo he escuchado antes, es que fracasó. Fracasó su matrimonio. Fracasó la relación. Fracasó esa hueá que tenía sin nombre con el extranjero que dejó todo por venir a Chile para estar con ella. Siempre le dicen fracasar. Y yo no entiendo nada ¿Cómo va a haber fracasado algo que duró 8 años? ¿Qué es NO fracasar entonces? ¿Acaso el éxito amoroso es envejecer junto a la misma persona eterna hasta que a uno le de un infarto o hueá terminal y se muera? ¿Cómo fracasó una convivencia de 3 años? si fueron 3 años en los que despertaste junto a la misma persona, crecieron, se conocieron, se amaron, follaron, lloraron, para mi que sea hueá se termine no es fracasar, es simplemente entender que las personas son dinámicas y que obvio que si pasa el tiempo -harto o poco- pueden querer cosas distintas.
La Rosario, para consolar a Andrea, dice que también fracasó su relación con Rodrigo, pero que ahora está feliz ¡Estuvieron 10 años! una década con alguien que no conocía hasta los 20 y que sin ninguna obligación decidieron estar juntos. A las mas emos -como yo- a veces se nos olvida incluso que una relación sin nombre de 3 meses no es fracasar tampoco, que si un pololeo de 1 año y medio deshace sus planes de vivir juntos no es un revés sino honestidad, que una hueá intensa de dos semanas tampoco es menor, por algo algunas/os rayamos la papa avergonzados cuando te preguntan “ya pero ¿y cuánto duraron?” como si sólo el tiempo define la calidad amorosa o la capacidad de conectar. Al final el amor se construye día a día y los humanos también. Cada día que te despiertas con la misma persona es una meta y una voluntad en sí, no una obviedad, si naciste solo no de a dos po, qué hueá. Sin duda también conozco parejas que llevan 30 años juntos, vaya a saber una si siguen por comodidad económica, por no saber estar solos o por amor real, pero así como está esa posibilidad, está también la de relaciones largas y cortas durante toda la vida, ninguna necesariamente más importante ni definitiva que otra y qué rico saberse capaz de cambiar y en el camino encontrar gente para ese momento de la vida. Mi tesis es que el fracaso amoroso no existe, sólo hay un imaginario cultural de la búsqueda del amor único de la vida, donde lo único que fracasa es la fantasía que hasta el cansancio hemos aprendido que no es así: Y vivieron felices por siempre.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s