El Pianista

No es un  judío sobreviviente de la segunda guerra mundial, no. Se llama Mateo y tiene 36 pero se siente como si tuviera 16, gozoso. Jijiji.
Me iba a juntar con Diego, un amigo muy tela y tranqui que habla con la misma calma de un día cotidiano en Ovalle, su ciudad natal. Hice hora en un café pechando Wifi tras comprarme lo más barato de la carta y llegado la hora de la junta le pregunto por dónde viene. Que se quedó dormido y que mejor vaya a su casa y me espera con vino dijo con la voz ronca del recién despertado. Ya pico, voy para allá le respondí y pasé a comprar unas sopaipillas para apañar al vino y la lluvia.

El Diego vive en una casa gigante con otros 4 amigos más. Y entre pura testosterona, llegué incomodandolos un poco al comienzo, porque era viernes y no iban a poder andar pedorreándose en el living conmigo presente.

Salieron unos pititos, unos cigarros y música en radio AM para imaginar que estábamos en una cabaña muy lejos. De repente una amiga de Diego llega y creyendo que yo iba en plan de conquista a verlo, empieza desesperadamente a llevárselo cada vez mas lejos hasta que se fueron a carretear juntos sin avisarme y ahí quedé guacha entre sus amigos aún desconocidos.
Ni cagando podía irme a casa, ser periférica implica gastar como 20 lucas en taxi para llegar segura.
Puta el Diego irá a volver con la mina a su cama supongo, pensaba mientras ideaba un plan mental donde dormir. Filo ahí veo.

Seguimos conversando con los cabros hasta que de a uno se fueron a su pieza a descansar y sólo quedaba Mateo y yo.
Se cambió de puesto al mismo sofá, sacó unas cartas para jugar, las repartió sin preguntar y dijo “parte tú”.
Empezamos carioca y a preguntarnos cosas de la vida. El que ganara tenía derecho a un deseo.
Está rico el hueón, pensaba mientras me picaba falsamente cuando ganaba. Tenía el pelo castaño desordenado con las entradas asomándose, ojos  verdes y decaídos, como de viejo curao y una boca delgada. Lo que más me gustaba era su voz ronca. Lo que menos, sus pelos asomados en la nariz, pero filo, mi abuela también los tiene.
Terminé ganando y de penitencia se me ocurrieron puras cosas poco cachondas hasta que a Mateo se le ocurrió decir “ya sé, te cedo mi cama por esta noche”.
Acepté y me fui a dormir a su pieza y él se acoplaría, se supone, con uno de sus roomies.
Me pasó ropa de él de pijama y cerró la puerta de la pieza.

Puta la hueá, que fome, pensaba acostada sola en su cama de dos plazas. Así, en busca de aventuras, fui a hacer como que usaba el baño y luego a la cocina a servirme agua, pero no estaba. Casi volviendo a la pieza, me asusta por atrás y llega con un vaso de agua también. Ahí caché que andaba en la misma jijiji.
-Oye ¿Puedo sacar un polerón de mi pieza?- Dijo muy cerca de mi cara. A esa altura mentalmente ya me lo estaba follando. Una sabe cuando está el chancho tirao y las excusas y la tensión previa, la cosa es ¿quién dará el primer paso?
-Sí obvio, sácalo. Es tu pieza.

Mientras él buscaba ropa en el closet, me metí a su cama pensando “si no se acerca cagué, voy a efectivamente dormir”. Y ocurrió el milagro de la navidad,  se sentó en la cama y volvió a hablarme. “Ya po conchetumareeeee… vamohhh shilenooohhh” pensaba como cuando Don Francisco anima a la gente a donar a la Teletón con todos los famosos saltando atrás.
-¿Necesitas otra cosa?
– Eeeemmm – Ya pico, me lanzó yo –  sí. – Y me acerqué y empezamos a darnos loh besos mah ricos esa noche. Se metió a la cama y me acordé que andaba con la regla. Filo, yo lavo las sábanas Solte, no te preocupís, dijo todo califa el cabro. Pero sabía que iba a aparecer la cara de Jesús al día siguiente en la cama manchada, así que no pasó nada entre la cintura y la rodilla.

Desperté a las 10 de la mañana, antes que él.
-Mateo, me tengo que ir.
-Ok, pucha, emm. Oye dame tu número de celular.
-Ya, pero mejor te llamo yo, cuando se me termine la regla.

(Esta historia continuará…)

One Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s