AMOR REAL/ AMOR EMPOTADO

Muchas veces he quedado pal pico de bajoneada cuando a un tiramigo, pinche o “peor es ná” dejo de gustarle o se pone a pololear. ¡¿Cómo chucha me siento así si con suerte salimos 1 mes?! he pensado varias veces, pero la última vez que me pasó me di cuenta que no era amor (o enamoramiento mejor dicho) sino capicho (o empotamiento):

1) Conocerse
-Amor empotado: Es instantáneo. “Lo vi y me gustó”. Me encantó antes de una conversa profunda, antes de conocer sus gustos, de saber su visión política de lo que lo rodea, antes de sus intereses y valores. Claramente es un click hormonal potente, rico pero superficial lo que une.

-Amor real: Viene (creo) un poco de la mano con la admiración luego de conocerlo más profundamente, por tanto requiere más tiempo (desde toda una noche conversando para que recién te atraiga por su intelecto o humor, qué se yo, hasta semanas o meses saliendo y descubriendolo). “Que huevón más bacán” es lo que pienso y está por sobre “puta el hueón rico”. El componente físico no siempre es tan importante o al menos, no es lo que hará perdurar la atracción.

2) Dependencia

-Amor empotado: Quiero estar TODO el día con esa persona y no conversando precisamente. No puedo parar de encontrarlo rico y querer tirarmelo todo el rato. Dejo de hacer cosas por ir a verlo, todo es modificable en pos de vernos y dormir juntos. En la pega estoy pegada al celu mandando mensajes y full desconcentrada en todo lo que nos mantiene separados.

-Amor real: Quiero estar con esa persona pero haciendo más cosas que solo viendo pelis en pelota después de follar. Me encanta conversar con él y si no nos podemos ver no me “desespero” ni hago artimañas. Hay mas paciencia que con el empotado.

3) Follar

-Amor empotado: Es lo máximo, te hace vibrar entera y quedai ahueoná pensando que nunca más vas a encontrar a un tirador tan bueno como él (o ella). Eso es lo que conecta la “relación”. Te gusta tanto que no quieres que se tire a nadie más que a ti, no quieres perder esas buenas cachas y como te hace sentir.

-Amor real: Pueden ser o no cachas extremadamente ricas, si lo son, tanto mejor, pero si son piola da lo mismo, te gusta por muchas otras cosas más, no necesitan hacerlo 5 veces al día. Hay mucho por hacer juntos el resto del tiempo.

4) Ego

-Amor empotado: Me gusta por como me hace sentir, no tanto por cómo es él. Me gusta porque suple una carencia, por ejemplo, autoestima baja, época de sequía sexual, termino de pololeo doloroso, etc. Por eso si el loco se aleja, te da pena, pero por ti no por “ustedes”, pues ahora ¿Quién me va a mimar y decir que soy lo mas rico que hay?, ¿Quien me va a llamar por las noches? ¿Cuánto tiempo más estaré sin tirar con otra persona? ¿El próximo pinche lo hará tan bien como este?. Cuando he sido la “hueona loca” es cuando me deja un mino del que estoy empotada, no enamorada.

-Amor real: Te gusta por como eres con él, por como es contigo y por como son juntos y separados. Si te patean extrañas a la persona, no a tu ego inflado con su presencia.

5) Ansiedad

-Amor empotado: Construyen castillos en el aire. Están tan embalados que no les importa haber terminado cada uno hace 3 semanas atrás pololeos largos, ni estar sin pega, ni tener mil cosas que hacer e incluso viajes programados en los que no se sabe si a la vuelta sobrevivirá el “amor”. No, nada de eso importa, se llenan la boca entre ambos hablando del futuro, de lo que podrían hacer para tal fecha, de donde ir cuando acabe el invierno, de los proyectos o emprendimientos que podrían hacer juntos, de cuando le presentes a los hijos, etc. Puras grandezas a… 4 SEMANAS DE ESTAR SALIENDO. (Mención honrosa al que me invitó a sus futuras vacaciones familiares a los 5 días de estar pegados como catdog.)
Hay mucho apuro por el tiempo, porque la atracción sexual los hace sentir conectado como de épocas ancestrales, pero eso son, nada más que palabras bonitas post coitum.

-Amor real: No hay apuro, cada día es un conocerse. No hay proyectos en el comienzo más que invitaciones dentro de lo razonable, una ida por el finde juntos a la playa por ejemplo. Si uno de los dos debe viajar lejos, hay mensajeo piola, y como se están recién conociendo, ni preguntar “si te comiste a otra hueona/on”, porque todavía “no somos nada”.

6) Compatibilidad:

-Amor empotado: Te atrae tanto sexualmente, que haces caso omiso a cosas que con detención serían como un “¿qué chucha dijo este ahueonao?”. Cuando te patea (o lo pateas) te das cuenta de esos defectos y de lo inconsistente que era todo, o de las pocas chances que tenía de perdurar. El último empotamiento que tuve fue con un mino que follando me decía que yo era de él, que tenía prohibido salir con otro, pero que no quería nada serio. Pobre hueón pienso ahora, pero en su momento la cacha cósmica tapaba todo.

-Amor real: Los intereses o sensibilidad en la vida entre ambos es tan importante que más o menos de eso se trata salir y conocerse. El sexo es una arista más a explorar, pero estás suficientemente lúcida para salir corriendo si cachaste que hay un tópico de él que te carga mucho.

 

Sin duda hay muchos amores reales que quizás empezaron “empotados” y la ansiedad y hormonas terminaron siendo secundarias. Y muchos enamoramientos que terminaron en vicios. La hueá es no volverse loca/o  y saber estar sola o arrancar cuando ya no se está pasando bien.
Ahora, pucha que cuesta olvidar un buen amante de cachas, el/la que tenga la formula ¡que la postee porfa!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s