LA SOLTE AGUJA

Era estudiante de la U y me estaba joteando a un compañero de carrera proveniente del extremo sur que vivía sólo en Santiago.
En una ocasión hubo un carrete de aquellos en su depa y ya tipo 5 am cuando habían varios caídos de guerra, comenzamos con el bajón, así que Miguel, el joteado, sacó una caja redonda de esas metálicas donde vienen galletas y empezamos a picar.
Nos contó que eran galletas caseras hechas por su abuelita que se la había mandado por avión hace pocos días.
-Uuuh, que tierna tu abuelitaaaa – dije mientras me empinaba la caja tragando las migas y pedazos que quedaban.

Unos minutos después comienzo a ahogarme y a toser. Me puse roja y sentía que algo me pinchaba la garganta. El dolor agudo era evidente, se trataba de una aguja que me había tragado y tenía en el esófago. Resulta que su abuelita había guardado en esa caja hilos y agujas y la vació para volver a meter comida y enviarla.
Estaban casi todos curaos y nadie me entendía ni creía que me estaba ahogando.
Tuve que escribir en un papel y Miguel se pegó un jale para revivir (aló fono drogas) y llevarme al hospital.
No teníamos plata para el taxi, entre 20 huevones hicimos 2 lucas, pico, bajamos y en la calle nos tiramos hacia los autos cuales zombies pidiendo piedad para que nos llevaran a algún hospital o posta. Miguel que estaba en jale, me tiraba de un lado a otro todo eufórico para buscar algún auto o taxi que nos trasladara gratis. Finalmente unos zorrones asustados por la escena que veían, nos dejaron en el Hospital Salvador e ingresamos de urgencia.

Yo con suerte respiraba, le pasé el celu a Miguel y llamó a mi mamá.
-Tía, La Solte está bien, pero… se tragó una aguja.
-QUEEEEE, QUE CHUCHA ANDABAN HACIENDOOOOO
-Tía puedo explicarlo pero véngase enseguida, no es nada grave en todo caso.

Mi mamá en ese entonces trabajaba de enfermera en un hospital lejos de nosotros. En la pega pidió permiso para irse urgente diciendo “mi hija se tragó una agujaaaaa”, a lo que sus compañeros respondieron “uyyy que tiernaaa la bebita, ¿cuánto tiene?, y mi mamá… “cállense, tiene 21 años”. Upsy.

Llegó al hospital. A mi ya me estaba atendiendo un doctor pero no se sintió capacitado para sacarme la hueá, llamó a otro y a otro y así se llenó la sala de doctores y doctoras con café en mano cagados de la risa mientras yo casi no respiraba. Hasta que llegó el doctor House de la hueá, ese que curaba a los pacientes que llegaban con desodorantes ambientales metidos en el ano, pepinos en la vagina, etc (REAL, me lo contaba mientras yo respiraba agitadamente y Miguel con mi mamá me retaban por ser tan yuyina).
Para aumentar la humillación, antes de sacarme la aguja, el doctor dijo “esperen un segundo, debo hacer una llamada importante, salió a hablar por teléfono y se escuchaba “oyee huevón, cáchate esta, hay una lola con una aguja atravesada ajajajaja”, puta la hueá. A esas alturas comerme al Miguel estaba mas que olvidado, me preocupaba más no convertirme en un meme y que llegara el matinal para mostrar el caso triste del día.

Finalmente, el doctor pescó una pinza, sacó la aguja y me dijo “siempre vienen lolitas con agujas en los pezones, hacen sus cosas sadomasoquistas, pero no sabía que ahora se hacía en la boca también.

Mi mamá se tapó los oídos y se fue.
Lo siento madre por darte tantas verguenzas jijiji

4 Comments

  1. Javi

    Solte!! Mi mamá me cuenta las mismas historias de pepinos y weás XD también es enfermera, sé que fue el médico el que lo contó, pero me emocionó leer que tu maire es colega de la mía.
    PD1: me encantan tus historias, la realidad supera a la ficción.
    PD2: No sé cómo seguís viva, weona XD

    Like

  2. Vale Roth

    Solte, no sé por cuál otro medio hacer esta confesión para pedir tu consejo inmoral de manera muy anónima jajaja
    Tema es, no soy virgen y en toda mi veintañera de edad nunca he tenído pololo. Ahora estoy con un chiquillo, encachao, buena onda pero es medio conservador. entonces, como decirle que nunca me aguante la tentación en estos años, pero que no soy ni una suelta? Si la carne es débil po! He pensao en hacerme la cartucha y decir que si nomás, que soy virgen, pero ni cagando se me ocurre como fingir el dolor, las caras y todo de nuevo si la cuestión me pasa como agua po! He buscado su películita gringa juvenil para aprender un poco pero no he tenido éxito, si esas eran más liberales que yo! Asíque dime tú po, porque ni a mis amigas les he contado esta tallita jajaja puta sociedad! Besossssss Solte!

    Like

  3. Cutie

    Hola linda, dejaré esta confesión aquí por si te animas a pescarla, me da más pajita mandarte un mail. Besitos, ahí va.
    “Hola Solte, yo la verdad no creo que estas confesiones tengan que tratarse sólo de anécdotas sexuales, estar soltera es más que eso, o no?
    Pero para qué estamos con cosas, la he estado pasando la raja. Sé que la cantidad no tiene que ver con la calidad, pero en dos-tres meses me he tirado a 7 minos bien decentitos (en la cama al menos), experiencia que no tuve anteriormente tras muchos (muchos!) años de pololeo.
    Todos fueron ricos menos uno. Pero no, no hablaré de ese uno.
    La vida me sonreía demasiado. Y estaba este mino, liiindo, al que en su momento moría por besar y, ya desbloqueado ese logro, ninguno de los otros minos me habían calentado como él. Follé con ellos de curiosa más que otra cosa, el “por qué no?”, a diosito gracias porque no me arrepiento de nada!
    Pero pasó lo peor, no me agarré sida ni nada así, tampoco quedé embarazada.. me gustó. Podría ser peor en verdad, porque yo a él le gusté también, así que todo bien por ese lado. Era todo: sus ojitos, la forma en la que el humo salía de su boca, la forma en que su lengua se movía entre mis piernas, su sonrisa, su cara de caliente, sus besos en la frente, sus abrazos, la fuerza con la que arrastraba mi cadera contra la suya cuando nos besábamos, me gustaba tanto como me hacía cariñito en el pelo como cuando me lo tiraba en los momentos en que las cosas se subían demasiado de tono. Perfecto.
    Y sucedió de un día para otro, quizás me ha hecho falta leer entre líneas como le hizo falta a Tom (de 500 days of Summer, aunque siempre me tocó ser más Summer, yo lo quería casual). Me dijo que me quería, a los días que no quería que yo le gustara más, así que dejaríamos de vernos.. fueron un par de recaídas, pero aquí estoy, sin saber de él hace varios días, que parecen ser muchos, al igual que el tiempo que pasamos juntos, pero en ningún caso lo ha sido. Me ha dicho que me extraña, yo tb a él, pero desapareció y sé que no debería buscarlo (más), que sí, que hace falta dignidad y esas tonteras a mi parecer tan grandes como el “no quiero que me gustes más”. Hueón pendejo. Qué rabia.
    Al final es lo mismo todos estos días, el fds incluso follé riquísimo, bien voladita y todo.. bastó con acostarme para acordarme y extrañarlo otra vez. No importa que haga, coqueteando, con amigos, pasándola bien o estando tranquilita, no sé cómo superar este capricho, ni si ha cruzado la línea del concepto “capricho”. Pero puta que lo extraño.
    Fuerza para todas las minas que se están amarrando los dedos para no mandarle un inbox a “él”, sentimiento culiao. Chao :(“

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s