Trabahorny

Eran buenos tiempos. Trabajé en un mall de vendedora mientras terminaba la universidad y me tocaba 3 veces a la semana cerrar la tienda y hacer caja.

Tenía un cliente habitual que iba a puro coquetearsh y compraba puras huevadas que no necesitaba y luego de hacerle su boleta nos quedábamos conversando un ratito.

Un día, a los dos meses de conocernos con esta dinámica me llevó almuerzo a la tienda y le dije que me esperara a la salida y que nos tomáramos algo. Volvió a eso de las 9 pm, esperó afuera que salieran los últimos clientes y entró mientras yo hacía la caja.

Hecho esto último, nos miramos y sin decir nada, cerré la tienda por dentro y nos fuimos a los probadores.

Agarramos con tuti como si fuera el día del juicio final, nos sacamos la ropa, cerramos la cortina de probador y nos pusimos a follar frente al espejo.

Al día siguiente yo entraba de tarde, llego a la pega y  mi jefa me dice “Solte, fíjate que cuando entren a probarse no entren con comida, encontré yogurt en el piso pero ya lo limpié”.
Viva la vida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s