EL CULIAO CAGAOOOO (El Tacaño, para el resto de latinoamérica)

No eramos novios, pero llevábamos unos 2 meses saliendo cada vez de manera más comprometida, él compartiendo con mis amigos, yo con los suyos y una vez incluso fui al cumpleaños de su abuelito y llevé regalo.
Nos conocimos en un concierto de la banda “Como Asesinar a Felipes”.
-¿Tienes un cigarro? – preguntó en tono seductor.
-Me queda uno, fumemoslo a medias – Respondí coquetamente.

Se llama Martín y es hijo de un empresario de esos que a veces salen en TV cuando hay alguna noticia financiera. Sin mentirles, juro que tenía un pavo real de mascota en su casa porque a su hermano chico le habían aburrido los perros y su casa era mas grande que el corazón de la madre Teresa de Calcuta.

La cosa es que al poco tiempo de comenzar a salir, Martín empezó a ponerse extraño con el dinero. Comenzó con pequeños indicios, por ejemplo a cobrarme la bencina cuando me iba a buscar a casa sin que yo se lo pidiera, luego a ser excesivamente meticuloso con los vueltos, si sobraban $500 en algo a medias, luchaba por encontrar monedas para darme vuelto y dividir todo en partes iguales. Sus amigos de la universidad eran de ese estilo también, por junta que hacían pedían $15.000 y si no tenías todo ese dinero, ellos te “prestaban” y comenzaban a cobrar 2 días después como telefonista de Movistar.

De repente Martín ya no me gustaba, la fugaz emoción de haberlo conocido a los dos meses ya casi no estaba. Sus carretes aburrido con mujeres a un lado, hombres al otro, me recordaban los cumpleaños de mis vecinos cuando era chica.
El shock emocional con este grupo me dio cuando vi un partido de fútbol de la selección chilena con ellos. Para que me entiendan el impacto de lo siguiente, no es que fueran algo adinerados sino que eran derechamente millonarios, como esos reallitys de pendejos multimillonarios el Reino Unido, pero en Chile. Sabiendo esto… sepan que fui a ver el partido a la casa de un amigo de Martín. La cuota era de $20.000 para el asado que consistía en pura carne y choripan. Al final del encuentro futbolístico (mas encima la selección había perdido, noche de mierda) pasaron pidiendo la cuota y yo les digo que no comí nada porque soy vegetariana y no compraron nada que no fuera carne y me dijeron “pero tomaste un vaso de bebida, tenis que poner $700”.
-Chuchaaa ¿En serio me van a cobrar medio vaso de coca-cola que tomé?
-Sí, no veo el problema.

Miré a Martín con cara de “¡Que onda tus amigos tacañooooos, se pasaron!”, pero Martín me miró a mi con cara de “¡ Paga lo que consumiste !”.

A las horas después con Martín nos fuimos a su casa. Esa noche me lavé los dientes antes de dormir y a la mañana siguiente me levanté y vestí sin bañarme para irme rápido a casa, ni pasé por el baño. Llegué a mi casa tipo 2 de la tarde, me tiré a la cama y me llama Martín.
-Solte ¡Hola!, oye te quiero decir que anoche dejaste el agua corriendo del lavamanos, tu fuiste la última que usó ese baño y fui y se estaba perdiendo agua.
-Ohhh, sorry Martín no me fijé, es que estaba dura la llave- Respondí creyendo que Martín llamaba para decirme otra cosa más, o que al menos su preocupación por el agua perdida era por un motivo ecológico.
-Dale, a fin de mes cuando llegue la cuenta del agua vemos que tanto varió el precio y vemos como lo solucionamos.
-¿QUÉEEE? ¿Me estai’ cobrando el agua de la llaveeee?, loco en seriooooo anoche lo del vaso de bebida ya fue mucho, ¿Me vai a cobrar de la cuenta del agua?
-Sí, ¿Qué tiene? si estuvo toda la noche abierta la llave.
-OHHHH EL CULIAOOOOO CAGAOOOOOOOO- y le corté.

Obviamente no le pagué el agua. Adios Martín, ¿Para qué tenís tanto dinero si andai’ ratoneando todo lo que puedes?

No volvimos a salir. Chateamos a veces por Gtalk y cada vez que puedo le digo “oooooh el culiao cagaoooooo” cuando me cuenta cualquier cosa.

Y esa clase de gente después maneja Chile, que miedo.

Entre mis amigues nadie anda mirando quién pone más plata que otro al hacer la vaca para el trago jijiji.

2 Comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s