Ranciedades que he hecho con hombres

1. Dormir en un cajero automático: Tuve un pololo muy cuico que yo creo le gusté porque me encontraba pintoresca o le recordaba su último voluntariado en Un tetso Para Tsile… la cosa es que un viernes nos fuimos a carretear los dos solos a valpo que también para él era pintoresco – a esas alturas se sentía como en un programa del National Geographic- y terminamos rajadecuraos tipo 5 am. Fuimos a follar atrás de un auto en el estacionamiento de la Armada de Chile y después me dijo que nos fueramos a dormir a un hotel. ATRÓH. Le dije que ni cagando iba a pagar por dormir 3 horas en un lugar y que durmiéramos en la calle. A este socio le dió el patatus, para él la calle era rancia y valpo era ya practicamente vivir en Kenia. Deambulamos y encontré una caseta de cajero automático y dormimos ahí, cucharita y calientitos. Despertamos a las 11 am y vimos a 2 hueones de unos 25 años sacándose selfies con nosotros – cuando las selfies no se llamaban selfies aún, sino fotopokemona-.

2. Robar en un supermercado: Tuve otro pololi que era maestro sushero pero estaba cesante y yo era universitaria con 0 tiempo para trabajar así que en resumen eramos unos pobres culiaos cuyas citas eran googlear “panoramas gratis santiago”. Un día queríamos chanchear así que nos vestimos muy elegantes y fuimos a un Jumbo cerca de mi casa y nos pelamos TODO para hacer sushi. Cuando digo todo quiero decir “entramos con mochilas planas, salimos como mochileros y pagamos sólo un cepillo de dientes”. Salieron 150 rolls y 2 botellas de vino. Mi vieja creía que este tipo era muy buen partido xq me había invitado tanta comidita jijiji. PD: ESTO FUE HACE TIEMPO ASÍ QUE PDI EL CASO QUEDA PRESCRITO.

3. Hablando de sushi, un pinche hace un par de años me invitó a comer sushi. Lo pasamos bacáaan, hablamos caleta, reímos, tomamos… yo iba sin plata porque había sido explicito él en decirme que me invitaba así que andaba sólo con mi BIP y la luca de cortesía que uno siempre tiene en la billetera. Fuimos la última mesa en terminar, estaban comenzando a ordenar el local, pedimos la cuenta y este sacohuea tenía 5 lucas. La cuenta era de 12. Perroculiaooooo. Tuve que esperarlo como 25 minutos sola en el local mientras el loco fue a un cajero (yo creo que pasó a un teléfono público a pedirle a un amigo que le depositara). Por la plancha que me hizo pasar no salí más con él. Además en este país con 5 lucas te da sólo pa’ invitar a una hamburguesa de soya en el fore.

4. Una vez con mi último pololi post carrete 4am teníamos bajón y dinero sicológico no más así que entramos a un Pronto Copec, tomamos unas papas fritas y panes, nos pusimos a discutir dentro del local y nos fuimos peleando hacia la salida con todas las cosas en la mano. Yo me hice la Penélope Cruz en Vicky Cristina Barcelona y me volví loca y mi pololo me siguíó hasta la calle como tratando de “detener” mi locura. Obviamente toda la pelea era falsa. BAJÓN 1 – MORAL 0.

5. Con el pololo cuico que tuve, una vez cuando estábamos empezando y no había tanta confianza, al despertar me di cuenta que me había llegado la regla y había manchado su pijama (que yo tenia puesto) y las sábanas. El loco no cachó asi q le dije q fuera a preparar el desayuno y mientras él estaba en la cocina traté de limpiar la sábana con confort mojado y me puse mi ropa. Su pijama lo metí en mi mochila y luego lo boté a la basura porque me dió paja lavarlo y la sábana no se alcanzó a secar asi que me senté sobre ella y cuando mi amorcito trajo el desayuno hice como que se me dió vuelta el té y se combinó con la mancha. Soy mas pillina que Jovino Novoa.

6. Competencia de peos: Puta que es rico pololear y no tener que andar aguantándose nada. Yo creo que las minas tenemos problemas pa’ cagar -Hola Activia, hola hermanas Bolocco con un intestino de mierda – porque tenemos que andar apretando el potin todo el día, no se a qué conchesumadre se le ocurrió que si un hombre se tira uno es chistoso y si nosotras hacemos lo mismo es para recordarlo toda la vida. Recuerdo MUCHAS noches con minos donde no pude dormir sólo para que no se me saliera un pun, porque mas encima uno duerme cucharita, entonces un pun tuyo, es un soplón directo al pico,y no podís ir al baño porque las hueás de departamento a lo Paz&Froimovich son tan chicos que se escuchan hasta tus vidas pasadas. Vergüenza Nacional. Bueno, con mi ex eramos de la tribu urbana de los pololos peorros, hacíamos competencias y toda la hueá. Tocamos fondo cuando comenzamos a hacernos bromas de despertarnos con peos en la cara. Hay un límite que rompe el deseo y su culo en mi cara lo era.

7. Y si de culo en la cara hablamos… una vez le hice un beso negro a un mino. Me gustó.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s