Caca

Como dije en otro post, antes me gustaban puros compañeritos de manera incorrespondida. Entre ellos estaba el Jimmy, bueno en realidad no se llamaba así pero era igual de cabezón que Jimmy Neutron. El Jimmy era el más popular en segundo medio, pololeaba con una estudiante de cuarto que tenía 18 y dicen que una vez se acostó con una universitaria. Nosotros éramos amigos pero nunca me pescó, yo le soplaba en las pruebas, hacía como que recogía algo del suelo para mostrarle los calzones bajo la falda, y me sentaba en el banco de al lado para hacerle cosquillitas pero ná de ná, de hecho varias veces me pidió que le hiciera gancho con otras compañeras y ahí la huevona estaba haciendo de celestina para que el Jimmy fuera feliz.
En tercero medio el panorama cambió, llegué el primer día de clases con nuevo look y me había desarrollado más físicamente, ello sumado a que no le dí bola al caezon dió como resultado que él me empezara a trecetrecear. Al comienzo mi indiferencia lo volvía mas jote pero ya en mayo estaba nuevamente enamorada de él y si bien no habíamos agarrado, nos secreteábamos, me iba a dejar a la casa y me decía te quiero. El otrora joven popular se había vuelto un osito adorable conmigo y yo no podía más de la dicha y felicidad.
A mitad de año fueron las alianzas del colegio y luego del carrete en el liceo- que era hasta las 2 am- fuimos con los de 4to medio a celebrar a una casa. Era nuestro primer carrete hecho y derecho, había copete y drogas duras como Belmont corriente y uno que otro Kent.
Con el Jimmy nos pusimos a tomar terremoto, nosotros no tomábamos nunca así que como es de esperar, nos fuimos curando con el primer vaso. De repente nos empezamos a dar besitos por fin, besitos tierniwis mientras me hacía cariño en el pelo en un rincón. Unos minutos mas tarde me dice: oye “Soltera Caliente” ¿vamos a la pieza que está al fondo?. Como yo era perna se me hizo, así que le dije que mas tarde fuéramos. Jimmy que estaba ya a esas alturas raja e’ curao me dijo “ok, te espero ahí, iré a recostarme un rato”. Pasaron las horas y me puse a hacer vida social con los de otros cursos y de repente tipo 5 am cacho un grupo grande de gente en el pasillo muertos de risa, en esa época no había celus con cámara pero todos en circulo se acercaban a algo para capturar con la vista el mejor ángulo. Risas por doquier, gente que salía del pasillo al living con arcadas y lágrimas y la dueña de casa enojadísima. Me acerqué, ya estaba sobria, me asomé entre los brazos de las personas y conchesumadre la hueá asquerosa…. ¡ESTABA EL JIMMY CAGADO ENCIMA DEL COLCHÓN E INCONSCIENTE!… tenía el pantalón a media raja todo cochino, las sábanas y plumón de la cama también y un poco en la alfombra, y el huevón RONCANDO. Yo creo que estaba soñando que vendía churros con manjar y se lo tomó en serio, no sé, ni en 1000 Maneras de Morir he visto tanta caca, sólo se comparaba con los especiales de hipopótamos del Discovery Channel.
Al día siguiente ya se habían ido casi todos, y yo me quedé con la dueña de casa esperando que el Jimmy Fecal despertara, cuando lo hizo ya habíamos sacado y botado las sábanas y plumón pero su pantalón evidenciaba restos de heces. Le contamos lo ocurrido y se puso a llorar.

Nunca más amé al Jimmy y él nunca más se sentó conmigo en el colegio.

Te lo dedico, Jimmy Fecal.
PS: ahora que me acordé de él lo busqué en facebook y no lo encontré.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s